Fotografiando a animales

Fotografiar primeros planos de animales es realmente más complicado de lo que parece. No son personas a los que les puedas obligar a estarse quietos. Por eso, es esencial la paciencia. Encontrar el momento apropiado para capturar el movimiento perfecto o la mirada que cautive a la cámara, y cuando se encuentre el instante, actuar con rapidez.

perro

Los animales no nos permiten acercarnos tanto como para conseguir buenos primeros planos. Por eso es muy importante en este caso el uso del zoom y además, utilizar un tiempo de exposición bajo (1/125 preferiblemente) en aquellos casos en que el animal sea inquieto o esté en movimiento.

Hay que tener cuidado con el zoom porque también encierra sus trucos. Si usamos el zoom digital que hoy día lleva cualquier cámara digital en la toma de unos primeros planos de animales la imagen perderá calidad. Hemos de saber combinarla con el zoom óptico. No obstante, hay que tener en cuenta que un mayor zoom provocará que la imagen “se mueva” más. Por ello, es conveniente estabilizar la cámara con un buen trípode. Adémás, al ampliar el zoom y acercarnos más a la imagen la luz que se recibe es menor por lo que habría que recurrir al flash. Sin embargo, en el caso de animales el uso de flash no es recomendable porque puede asustarlos, por lo que lo ideal sería bajar la velocidad del disparador lo que también afectaría al movimiento de la cámara. Es otro de los motivos por lo que en el caso de la fotografía animal a distancia (sea primeros planos o completos) sea recomendable usar los trípodes.

Podemos actuar también sobre la profundidad de campo para resaltar al animal sobre el fondo, de modo que el animal quede nítido con un fondo difuso. Para ello, hemos de disminuir la profundidad de campo (f) de la cámara.

Todas estas precauciones y pequeños trucos nos ayudarán a tomar planos realmente divertidos y buenos de los animales, y captar su naturalidad y sencillez.

Fuente:  sobrefotos.com

dejar un Comentario

Promociones

ec70-2pack

Productos